"Este espacio está dedicado especialmente a la Sierra de Guadarrama, y uno de los objetivos será introducirse en la toponimia serrana. Quien esto escribe busca en las montañas toda la esencia que encierran; el paisaje, la historia, o la cultura, son elementos que uno considera inseparables y que forjan el sentimiento hacia la naturaleza, más alla del caracter meramente deportivo. Por ser una afición a la que dedico menos tiempo del deseado, que nadie busque aquí una referencia de esta Sierra, para lo cual hay otros medios y autores; solo se pretende mostrar rincones, y tratar de interpretar lo que se nos ha transmitido con el paso de los años. Pasen y lean con tranquilidad."

Pico Majalasna desde Camorritos (Cercedilla) 10-9-16

"El primer pico de la izquierda, visto desde el valle del guadarrama, es más bajo que los otros seis y queda algo separado, como campando por sus respetos...El vagabundo, que viene de empaparse en la Peñota, le mete el diente a los Siete Picos por el más bajo y solitario...Para entretenerse, el vagabundo piensa, en el pico primero, en los porqués de la compañía y la soledad. Lope de Vega decía que la pena nunca viene a buscar las soledades. Todo podría ser..."
Camilo José Cela
Cuaderno del Guadarrama

Pico Majalasna (1934m.) desde Camorritos, P.N. de la Sierra de Guadarrama 10-9-16

Localización e inicio de ruta: A Cercedilla llegamos en coche desde Madrid por la autovía A6 a La Coruña, desviándonos en la salida 47 hacia Guadarrama, debiendo cruzar la población por su vía principal (antigua N-6) con dirección al Alto del León; en el último semáforo, saliendo ya del pueblo, nos desviaremos a la derch en dirección Los Molinos/Cercedilla; atravesaremos este último en dirección al centro urbano, para al llegar a las vías del ferrocarril eléctrico, y sin cruzarlas, tomar la carreterilla que sube a Camorritos paralela a las vías y por la izd de ellas. Estaremos en la colonia y apeadero de Camorritos al final del asfalto, donde comenzaremos a caminar.

Recorrido de la ruta sobre parcial de mapa del Iberpix IGN


Recorrido de la ruta sobre mapa de Google maps

AVISO MUY IMPORTANTE: No dejes basura en el monte, ni pañuelos de papel u objetos absorbentes, ni cascaras de fruta, ni latas, plásticos, etc, etc. Llevar una bolsa en la mochila donde guardar los desperdicios ocupa poco y pesa menos, para tirarla al final de la ruta en algún punto de recogida, en un pueblo de paso, o incluso en casa. Otros usuarios y la naturaleza nos lo agradecerán. La ruta transita por el interior del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, debiéndose cumplir la normativa fijada por la dirección del parque.

Descripción de la ruta: A diferencia del vagabundo de Cela, nosotros no le meteremos el diente a los Siete Picos en esta ocasión, hoy queremos hacer protagonista al más bajo de todos, y quizás por ello, algo olvidado por algunos caminantes que pasan junto a él, incluso sin ofrecerle una tímida mirada, y menos aun dedicarle una "reverencia". Tal empresa debía realizarse por un trazado poco convencional, y nada mejor que desde la colonia de Camorritos subir "a la brava" remontando el arroyo del Pradillo en el mismo corazón del Cóncavo de Siete Picos, Hoyo del Terradillo, o Pozo de la Nieve, que de las tres formas se le denomina.

Cara S de Siete Picos

Para ello salimos caminando del abandonado apeadero de Camorritos (1350m aprox.), por la pista de tierra que prolonga el asfalto denominada Camino de Siete Picos, con tendencia al N, y paralelos a las vías del tren eléctrico (con ellas a nuestra derch), para en pocos metros cruzarlas, sobrepasar una barrera metálica, y en suave descenso pasar junto a la finca ecológica Río Pradillo, alcanzando nuevamente las vías del tren tras una doble curva izd-derch.; cruzadas estas de nuevo, se asciende con suavidad dejando el calvero Prado del Componedor a la izd , para en la bifurcación que se nos presenta tomar el ramal izd que en breve alcanza el Arroyo del Pradillo por encima de una pequeña presa. En este punto (1430m aprox., 40 min desde el inicio) vadearemos el arroyo continuando unos metros por el ancho camino que traíamos, para en la curva a derch que se inicia salirnos por la izd en busca de un sendero que asciende por el barranco del Pradillo, separado unos metros de su cauce y paralelo a él.

Primer vadeo del Arroyo del Pradillo por encima de la pequeña presa
(fotografía de Nuria F.)

Estamos en el punto más complejo de la ruta, por no tener el sendero una traza continua y nítida, por no estar señalizado, y por las trochas que arrancan del sendero principal y no debemos seguir. Encontrado el sendero que remonta el barranco hacia el Cóncavo de Siete Picos, asciende entre el pinar por traza bien visible y algo separado del arroyo, cruza un pequeño barranco transversal a nuestra derch, y más arriba se bifurca, debiendo seguir por el claro ramal derch (el izd, por donde va el track adjunto, se pega al arroyo y dificulta la progresión). A partir de aquí la traza del sendero no es continua difuminándose en algunos momentos, debiendo prestar atención para no complicarnos en exceso la ascensión. Una traza de sendero en la otra margen del arroyo, con el firme algo descompuesto, nos invita a vadearlo, pero lo obviamos y continuamos progresando por la fuerte pendiente hasta que el camino nos deja junto al cauce del arroyo (1h 10min desde el inicio).

Parte baja del Cóncavo de Siete Picos, Hoyo del Terradillo, o Pozo de la Nieve
(fotografía de Nuria F.)

Vadeamos el curso del Pradillo por segunda vez en la cota aproximada de 1625m (*), y rastreamos en la margen hidrográfica derch hasta encontrar un claro sendero paralelo al barranco (el que vimos más abajo y obviamos), que seguimos a la derch en ascenso, pasando junto a dos pinos que han crecido formando una V, para metros más adelante bifurcarse; el ramal izd gira a la siniestra ascendiendo por la ladera, y el ramal derch desciende al arroyo del Pradillo que nos facilita su tercer vadeo en la cota aproximada de 1665m (*) por una placa de granito horizontal (antes se pasa por una roca inclinada). Ya en la otra orilla avanzamos unos metros, dando con una tímida traza que corta a la que traemos en forma de T, debiendo continuar en ascenso por el tramo izd bastante difuminado y semioculto por las acículas de los pinos (el tramo derch más nítido puede "invitarnos" a seguirlo, lo que no debemos hacer ya que en principio nos separa del barranco y su cabecera, que es nuestro objetivo).

Segundo vadeo del Arroyo del Pradillo
(fotografía de Nuria F.)

A partir de este momento debemos estar muy atentos, ya que tendremos que localizar la Senda Herreros, a la que vamos a desembocar, y por la que continuaremos. Varias son las claves a tener en cuenta para descubrirla: 1) esta se cruzará perpendicularmente con el camino que seguimos en la cota aproximada de 1720m (*); 2) dar vista entre un claro de las copas de los pinos a las llambrias inferiores de la pared S de Siete Picos; 3) reconocer, cuando cede la pendiente que subimos, una especie de meseta/plataforma estrecha que es la traza de la Senda Herreros; 4) si creemos haber encontrado la histórica senda, buscar en los pinos que la delimitan las marcas blancas/amarillas de sendero PRM-8 con que está señalizada.

Descendiendo por la Senda Herreros
(fotografía de Nuria F.)

Ya en la Senda Herreros (1h 35min desde el inicio) la seguiremos a la izd O en ligero descenso, para en pocos metros alcanzar la Fuente de los Acebos (1715m aprox.) hoy totalmente seca, manadero "humanizado" con caño que brota entre unos bloques de granito y con cartel de madera en un pino (a nuestra espalda según llegamos a ella, y sobre nuestras cabezas). Es esta una de las fuentes del río Guadarrama, junto con el arroyo de Navalmedio, y el de la Venta. En breve la Senda Herreros desemboca en el ancho Camino Pata de la Cabra o de las Berceillas, punto señalizado con un hito (1h 50min desde el inicio), y en el que debemos continuar por dicha senda en dirección contraria a la que traíamos, es decir, con tendencia N y hacia el cercano Siete Picos. El camino va divergiendo de la Senda Herreros, girando a la izd a la vez que aumenta la pendiente; pronto se alcanza un desvío a la izd por el que deberemos continuar. El sendero trepa por la ladera O del Concavo de Siete Picos, saliendo a un claro del pinar cuando cede la cuesta, para tras un breve llaneo desembocar en un ancho camino (2h 20min desde el inicio). Este sendero, señalizado con marcas del PRM-7 y círculos amarillos es la Senda de los Alevines que asciende desde la Pradera de Navarrulaque hasta el Collado Ventoso.

Punto donde desemboca la Senda Herreros derch, con el Camino Pata de la Cabra izd.
(fotografía de Nuria F.)

Continuamos a la derch y en suave ascenso por la Senda de los Alevines, se sobrepasan unos bloques de granito  y alcanzamos la Fuente de Majalasna, a la izd del camino y en la entrada de la pradera del mismo nombre. Desde este punto damos vista frente a nosotros al montón de bloques que forman el Pico Majalasna (1934m aprox.). Para ascenderlo, cruzamos la Pradera de Majalasna según entramos a ella, y hacia el primero de los Siete Picos, para una vez alcanzada su base rastrear  el punto de ascenso señalizado con hitos y en el SE del promontorio rocoso. Solo nos queda ir superando bloques de granito por el mejor paso que encontremos y así llegar a su cimera (1934m aprox.; 3h 15min desde el inicio). Desde ella daremos vista al cordal de Siete Picos por su vertiente S, la Maliciosa, al Collado y Cerro Ventoso, el Montón de Trigo, la Pinareja y el Oso, la Peñota, el Abantos y las Machotas, el Valle de la Fuenfría, y los pueblos de este sector de la sierra a sus pies.

Pico Majalasna desde la entrada a la pradera del mismo nombre

Repuestas las fuerzas en la bucólica Pradera de Majalasna, emprenderemos el regreso desandando nuestros pasos por la señalizada Senda de los Alevines, y continuando por ella hasta el extremo oriental de la Pradera de Navarrulaque, donde arranca el Camino Pata de la Cabra; al otro lado de este según hemos llegado, enlazaremos con un sendero señalizado con las marcas blancas y rojas de GR (1660m aprox., 4h desde el inicio), es la Vereda de las Encinillas que rumbo SE primero, girando a S como cien metros después, nos deja en unos dos km en la colonia de Camorritos, pasando primero una barrera que corta el paso a vehículos, para en breve salir a la carreterilla que sube de Cercedilla y en pocos metros alcanzar el lugar donde aparcamos el coche y dar por finalizada la marcha (4h 30min desde el inicio).

Descenso por la Vereda de las Encinillas, marcada como GR

Observaciones y recomendaciones: La mayor complejidad de esta ruta radica en el tramo que remonta el curso del Arroyo del Pradillo, y la localización del punto de enlace con la Senda Herreros, por lo que no se recomienda la realización de este recorrido a personas poco experimentadas en caminar por montaña; este tramo no está señalizado, y el sendero se difumina, o incluso llega a perderse en algunos momentos, como tampoco lo está el comprendido entre el camino de la Pata de la Cabra y la Senda de los Alevines (aunque en este tramo hemos visto hitos). En esta época del año el Arroyo del Pradillo lleva muy poco caudal, lo que facilita su vadeo; en días de crecidas de caudal puede ser dificultoso el vadearlo, lo que habrá que tener en cuenta. Con nieve la complicación se multiplica al cubrirse los caminos. El resto de la ruta está señalizada con marcas de PR y GR. Hay al menos cinco fuentes en el camino (la del Arranque de difícil localización); de las cuatro más visibles, dos estaban totalmente secas (Acebos y Navarrulaque), y las otras dos con un hilillo de agua (Majalasna y Senda de los Alevines).

(*) si se tiene dispositivo indicador de altimetría

Datos técnicos y perfil de la ruta:



Dificultad de la ruta: 3 sin nieve (valoración personal, de 0 muy fácil a 5 muy difícil).

Cartografía recomendada: La mejor opción es la hoja IGN MTN25-0508-I; también puede ser de utilidad el mapa excursionista Sierra de Guadarrama E1:25000 editado por La Tienda Verde.

Descargar track para gps


Galería fotográfica de la ruta pinchando aquí

© Texto de Rafael Rodríguez; fotografía Nuria F. y Rafael Rodríguez.

2 comentarios:

  1. ¡Qué manera tan original de ascender al Majalasna! Tiene los ingredientes de senda intrincada y poco frecuentada que tanto me agradan, discurriendo por un barranco que sólo he visto desde arriba, las veces que he realizado la Senda Herreros. Nuevamente un rincón por descubrir en nuestra visitada y apreciada Sierra de Guadarrama.
    Gracias por compartirlo. Salud y Montaña, amigo Rafa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Original o no, lo que si se buscó es el trazado menos "popular" de subir al primero de los Siete Picos. Para ello, es fácil dejarse seducir por las "wikis", pero como sobre el terreno uno busca lo menos trillado, también en el escritorio prefiere el rastreo de los mapas en busca de lo "escondido", manteniendo viva la forma de interpretar el terreno que luego se ha de pisar. Y hacer constar que descubrir, no hemos descubierto nada, ya que registros de este trazado, haberlos haylos. Aun así, satisfechos de caminar por donde unos pocos lo hacen. Amigo Carmar, ya te estoy viendo remontar ese barranco del Pradillo, y degustar esta "delicatessen" para finos paladares montañeros. Gracias por el comentario. Abrazos montañeros.

      Eliminar